viernes, 11 de agosto de 2017

BONITA MAÑANA CICLISTA

Los 4 ciclistas ante la Laguna "Lengua" de Ruidera

En esta inesperada primavera climatológica, hemos ido hasta Tomelloso para realizar una nueva ruta por Osa de Montiel y Ruidera, dejando así nuestra monótona aunque bellísima planicie y poder subir algún que otro repecho. Lástima que la sequía continúe galopante. En compañía de dos figuras del Pulsaciones Team, Héctor López y Fran Lorente, que nos han llevado al límite en muchos momentos, hemos podido comprobar que éste último no solo es buen ciclista sino un fotógrafo excepcional capaz de captarnos a más de 40 kms/hora con su móvil en unas imágenes de gran calidad. Todo un disfrute.

Pedaleando de regreso
Primer plano junto a Bernard














DATOS TÉCNICOS "STRAVA"

ITINERARIO: Tomelloso - Osa de Montiel - Lagunas - Ruidera - Tomelloso
TIEMPO: 3 h 24' 44''
VELOCIDAD MEDIA: 26,8 k/h
VELOCIDAD MÁXIMA: 58 k/h


CALORÍAS: 2.038

sábado, 5 de agosto de 2017

ESTOY EN LOS ARCOS. OK…ESTOY EN LOS ARCOS. OK…ESTOY EN LOS ARCOS. OK…



Hace tiempo, otro cicloturista, porque no olvidemos que es lo que somos, me decía que últimamente comían más que pedaleaban. Ese es el riesgo. Que la nevera y Los Arcos se impongan a la siempre desafiante aventura de superarse a uno mismo. Por ahora creo que no tenemos motivos ni siquiera para la duda. Desde siempre, los grupos de cicloturistas han terminado en el bar. Como narra F. Aramburu en “Patria” que hacían todos los domingos Joxian y El Txato cuando terminaban su ruta y se dirigían al Pagoeta a tomar unos huevos fritos con jamón.

Tapa de hiladillos en Los Arcos

La tertulia de hoy en Los Arcos, aderezada por un calor más sofocante que las cuestas por Ruidera, ha sido tan sabrosa como los higadillos de la “tapa”, las plastificadas gambas al ajillo, obsequio del bar, o las patatas boloñesas pringadas de salsas bravas. Berna hablaba de cómo nos dejamos llevar por tonterías. Antonio, “El Maci”, que además de ser un buen ciclista, aporta un comentario lleno de sensatez: Hay que olvidarse de abanicos y otras argucias ciclistas. Lo importante es la seguridad y hay que circular en fila aunque el viento nos perjudique. ¡Qué más darán varios minutos perdidos! Añado yo. Juan Antonio no encuentra frases largas en sus conversaciones familiares del whatsApp más allá del “estoy en Los Arcos”. La terraza, curiosamente poblada solo por deportistas al final de su jornada, no proporciona aliento ni a los difusores del agua, que hacen su trabajo a duras penas con preocupantes parones e intermitencias.

Antes de la salida en el Hostal Peñarroya
La jornada había comenzado pronto, como parece necesario en estas infernales jornadas. No eran las ocho y ya estábamos camino de La Solana. Dejamos a un lado Las Pachecas, que nos recuerdan que aún existen latifundios. El grupo circulaba con fluidez antes de entrar en las primeras y largas cuestas de escaso desnivel. El terreno se reviste de monte bajo. La sombras de los ciclistas y sus máquinas se proyectan en el talud de la cuneta. Como en el mito platónico las sombras no son la realidad pero lo parecen. Las pedaladas reales hay que darlas. La entrada en La Solana pide una foto que no hago. Voy cerrando el relevo. El grupo girando en formación, el monolito decorando la primera rotonda y el sol dando la luz favorable para el disparo. Siempre se pierden las mejores, aunque queden en la memoria.

Parada en el cruce de Carrizosa a reponer fuerzas

Superamos el laberíntico paso de glorietas, cruces y desvíos que nos ofrece la ciudad de la Rosa del Azafrán y con La Moheda a la derecha nos encaminamos hacia Albacete por la N-430. Sigue la llanura, los relevos cíclicos y el arcén mejora en los primeros kilómetros. El terreno se ondula en el horizonte, pasamos El Lobillo y el arcén se vuelve cada vez más áspero. Alhambra asoma en lo alto de una colina que impone respeto para cualquiera que intente subir por cualquiera de sus flancos. Para nosotros es el inicio de un sube y baja que ya no tendrá final hasta Ruidera. Especialmente los primeros kilómetros son largos y prolongados. A cuatro kilómetros del oasis  se divisan antenas y chalets. No hay torre que anunciar. El descenso se hace muy veloz. Entramos por el llamado Hundimiento, un salto de agua que ahora está en horas bajas.

Numerosos cicloturistas en el camino


En el pueblo más ciclistas. Parada para repostar el agua necesaria y suficiente para acometer la parte final. La hora es buena aunque el calor aprieta. La Malena impone nuevamente el método K-1 y el grupo se dispersa hasta casi la llegada al pantano en la que Josemi y dos mosqueteros más esperan detrás de una encina para asaltar al resto del grupo. Los últimos kilómetros hasta el Hostal Peñarroya son frenéticos y hasta Purito, que se había reincorporado al grupo, se ve impedido de encender su cigarro antes de lo deseado. Esperan los coches y el maletín o la nevera. Siempre es el mejor soborno que todos aceptamos para cualquier final de temporada. Cosas de los intermediarios de esta Liga interminable.




DATOS TÉCNICOS "STRAVA"

ITINERARIO: Hostal Peñarroya - La Solana - El Lobillo - Alhambra - Ruidera - Hostal Peñarroya
DISTANCIA: 92 kms.
TIEMPO: 3 h 29' 16''
VELOCIDAD MEDIA: 26,3 k/h
VELOCIDAD MÁXIMA: 65,9 k/h

CALORÍAS: 1.944

jueves, 20 de julio de 2017

POR TERRENOS IGNOTOS

Los Bikers Yayos en perfecta formación

Con esta afortunada expresión de Josemi hemos atravesado esta mañana una parte de los Montes de Toledo. Naturalmente estamos muy lejos de Besançon, Isère o Bourg D'Oisans, por citar algunos de los puntos por los que ahora mismo transita la etapa del Tour de Francia, pero es lo que hay. Con razón los árabes llamaron  Manxa a nuestra tierra, es decir, tierra seca.

Josemi hace de embajador
 con un ciclista  unido al grupo


Además nuestro particular Izoard ha sido La Morra, un pequeño puerto entre Fuente El Fresno y Los Cortijos que ha animado al grupo y ha roto esa formación casi militar que presidía un pedaleo rítmico y espartano que comenzó en el parador de Los Moraleda y ha continuado por una ruta inédita e ignota,  como diría Josemi, que ha atravesado puntos habitados como Los Ballesteros, el Charco del Tamujo, Las Povedillas o Los Quiles que hacen grande las dimensiones de Alameda de Cervera si comparamos.

Agapito coronando una de las subidas


Lo cierto es que hemos tenido una ruta bonita, dentro del panorama seco que nos rodea, fresco en la salida, con subidas exigentes aunque breves, largas rectas con viento favorable que nos ha permitido rodar por encima de los 40 k/h durante un buen tramo y, en definitiva, disfrutar de una nueva jornada ciclista que lamentamos no tener aún más cerca de nuestro punto habitual de salida. Lo dejo, que las imágenes del Izoard me reclaman.




El grupo preparando  la salida

Autorretrato de Justo










DATOS TÉCNICOS "STRAVA"

ITINERARIO: Bar Los Moraleda - Fuente El Fresno - La Morra - Los Ballesteros - Charco del Tamujo -  Cortijos de Abajo - Las Povedillas - Valdehierro - Los Quiles - La Morra - Fuente El Fresno - Bar Los Moraleda.
DISTANCIA: 86,1 kms.
TIEMPO: 3 h 09' 16''
VELOCIDAD MEDIA: 27,3 k/h
VELOCIDAD MÁXIMA: 62,3 k/h
CALORÍAS: 1.704

miércoles, 19 de julio de 2017

EL TOUR DE FRANCIA LLEGA MAÑANA AL IZOARD


Hace ahora tres veranos, junto a un grupo de amigos ciclistas del I.C.C., escalamos ésta y otras cimas cercanas en los Alpes Franco Italianos.
La grandeza del Izoard no solo viene dada por sus dimensiones y altitud, sino por las gestas ciclistas ya míticas y por el paisaje que lo circunda, especialmente la zona conocida como Casse Déserte, un lugar verdaderamente espectacular, como queda reflejado en estas imágenes que se acompañan.

El grupo en el Col de Vars
En la frontera franco-italiana
Paisaje de la Casse Déserte
Monolitos a Coppi y Bobet en la Casse Déserte
Justo al pie de los monolitos
Pedaleando por la cima

El Col Agnel
La Casse Déserte

domingo, 16 de julio de 2017

CON HÉCTOR POR LA ESTEPA MANCHEGA




Ya era hora de poder compartir una salida ciclista junto a mi hijo Héctor esta temporada. Las ocasiones anteriores no pudo ser por diversos motivos y hoy hemos podido recorrer 85 kms. a buen ritmo, casi a 30 k/h de promedio, por el siempre estepario terreno que nos circunda y también comprobar que las lagunas de Villafranca continúan bajando su nivel de agua de manera alarmante.






miércoles, 12 de julio de 2017

TODO A CIEN...

Los Bikers Yayos en la Plaza de Ruidera

 Preciosa la salida de la que hemos disfrutado hoy los 7 miembros participantes en la misma, del afamado club Bikers Yayos, con salida y final en Tomelloso. Pese a lo temprano de la necesaria madrugada para quienes no tenemos la obligación de someternos al despertador, cambiándola por la devoción, doy por compensado  dicho esfuerzo que aún se agradece más cuando Lorenzo, el astro rey, brilla en todo lo alto sin clemencia para nobles y villanos.

Desde los iniciales y frescos kilómetros rodados por una carretera en magníficas condiciones en dirección a Munera y Albacete, giramos en el primer cruce a la derecha hacia Osa de Montiel con notable empeoramiento del firme y un ascenso progresivo de nivel con las primeras rampas como aliciente. El paisaje va poblándose de monte bajo con abundancia de encinas y carrascas que hacen olvidar la esteparia zona anterior plagada de rastrojos que transmiten mayor sensación de sequedad.

El diferente estado de forma de los ciclistas obliga a adoptar el K-1 como método, que tanto le gusta pronunciar a Josemi. Luego, el agrupamiento necesario a la entrada de Osa, callejeo breve y salida en fuerte rampa hacia Ruidera por la zona de los campings y las casas rurales, que se han multiplicado en los últimos años. Aquí el paisaje se torna poco a poco más fértil y poblado de vegetación lagunar hasta que la carretera se divide en el cruce cercano a la Cueva de Montesinos y desciende hasta las lagunas casi como un ancho sendero rodeado de sombra y verde que pasa por numerosos chalets, campings, hoteles y toda la zona que rodea al entorno lagunar.

El mismo grupo con cambio de fotógrafo

Con la deprimente imagen de unas lagunas altas al borde de la sequía, con unos niveles hídricos alarmantemente bajos, como ya lo estuvieron hace ahora dos décadas, los locales y bares se encuentran cerrados y las zonas de baño con escasos visitantes. Recorrimos toda la travesía hasta la plaza del pueblo en donde tomamos el avituallamiento y repusimos el agua necesaria para el último tramo del recorrido entre Ruidera y Tomelloso pasando por Argamasilla. Más de K-1, la Malena y fuerte rodaje desde el Buen Retiro donde hubo reagrupamiento, voces, terreno conocido y un final de lo más apetitoso: litronas de cerveza a temperatura ideal, patatas fritas sin sospechas y los coches a la sombra para retornar en una hora estupenda hasta nuestras casas.

DATOS TÉCNICOS “STRAVA”

ITINERARIO: ALCÁZAR – TOMELLOSO EN COCHE. TOMELLOSO – OSA DE MONTIEL – LAGUNAS DE RUIDERA – RUIDERA – ARGAMASILLA DE ALBA – TOMELLOSO - ALCÁZAR EN COCHE.

DISTANCIA: 100 KMS.
TIEMPO DE PEDALEO: 3 H 54’ 53’’
VELOCIDAD MEDIA: 25,5 K/H.
VELOCIDAD MÁXIMA: 52 K/H.
AUMENTO DE ALTITUD: 713 M.

CALORÍAS CONSUMIDAS: 1.851